Pruebas para diagnosticar el reflujo


La mayoría de los niños que sufren de reflujo no necesitan ningún examen. Casi siempre es posible diagnosticar el reflujo si se elabora la historia médica con mucho cuidado y se les hacen muchas preguntas a los padres.

Si su médico le recomienda que se le haga un examen al niño, la información presentada aquí puede serle muy útil. Antes de la prueba también puede conversar con otros padres en los foros de discusión de PAGER.

pH-metría esofágica

¿Qué es una pH-metría esofágica?
La pH-metría esofágica se hace con un tubo delgado y flexible que tiene en uno de sus extremos una sonda para medir la acidez; el otro extremo está conectado a un pequeño dispositivo para grabar que puede llevarse, por lo general, alrededor de la cintura o sobre el hombro.

¿Qué ocurre durante el estudio?

Durante un estudio para el control del pH esofágico, la enfermera introduce una sonda, a través de la nariz, hacia la garganta y el esófago (se le pedirá al niño que trague para ayudar con el procedimiento). Una vez que se ha introducido el tubo, se fija en la posición deseada. Por lo general, el médico hará una radiografía para determinar la posición exacta del tubo. Para vigilar la actividad diurna y nocturna del reflujo ácido, la sonda se deja en el esófago entre 18 y 24 horas. Se les pedirá a los padres llevar un diario con el horario de las actividades del niño (incluida la actividad física, el llanto, la tos, etc.) y el consumo de alimentos sólidos y líquidos. La remoción de la sonda toma menos de un minuto y no causa ningún dolor. Lo normal es que usted se quede con su hijo durante la colocación y la extracción del tubo.

¿Se le dará un sedante al niño?

Puede que su hijo se arquee, estornude o tosa cuando se le introduzca la sonda, a través de la nariz, hacia el esófago. “Tragarse” el tubo puede ser incómodo pero una vez que se ha colocado, no debería causar ninguna molestia. No es necesario darle un sedante al niño.

¿Tiene que quedarse el niño en el hospital?

La hospitalización del niño la decidirá el médico. La mayoría de las veces los niños pequeños permanecen en el hospital mientras se hace la prueba. Los niños un poco mayores pueden irse a casa y participar en sus actividades diarias habituales (incluidas las comidas), luego vuelven para que el médico retire el tubo.

¿Qué debo preguntarle al médico?

No se olvide de preguntar cuántas horas de ayuno son necesarias antes del examen, los alimentos que hay que evitar, si puede quitar el grabador durante el baño o la ducha, si debe seguir dándole los medicamentos el día del examen o dos días antes del examen y en caso de que su niño tenga asma, pregunte si esta dolencia puede interferir con el procedimiento.

¿Para que sirve una pH-metría esofágica?

Debido a que la pH-metría esofágica puede medir y registrar cada uno de los episodios de reflujo y su duración, la comparación entre el número normal y la duración de los episodios de reflujo, con los resultados de esta prueba, pueden determinar si un niño tiene RGE o ERGE. La pH-metría esofágica también mide la eficacia del esófago para eliminar el ácido, lo cual permite determinar si los medicamentos están controlando el ácido en el estómago de su hijo.


¿Cómo me preparo para una pH-metría esofágica?

Su hijo no deberá comer ningún alimento sólido después de la medianoche de la noche anterior al examen; y no podrá consumir ningún líquido cuatro horas antes de la prueba, excepto agua (la leche materna suele permitirse hasta dos horas antes de la prueba). No le dé ningún antiácido o medicamentos contra la acidez (entre otros, Prilosec, Tagamet, Zantac, Axid, Prevacid, Pepcid, Maalox, Tums o Gelusil). El día de la prueba no le dé al niño alimentos o líquidos que tengan un contenido alto de ácidos (entre ellos, jugos, bebidas gaseosas, popsicles, sorbete, frutas, caramelos con sabor a frutas, salsa de tomate ni productos a base de tomate). (Por favor, tenga en cuenta que las instrucciones para el consumo de alimentos y líquidos pueden variar de un hospital a otro; verifique con el médico las instrucciones exactas). Para tranquilizar al niño, trate de explicarle con palabras sencillas lo que ocurrirá durante el examen.

¿Cuando estarán listos los resultados de la prueba?

Por lo general, los resultados están listos en una semana.

¿Cuáles son las diferencias entre una pH-metría esofágica y las otras pruebas utilizadas para saber si el niño sufre de RGE o de ERGE?

Un estudio de pH-metría esofágica registra los episodios de reflujo durante un periodo de tiempo más largo; por lo tanto, da una idea más exacta de la actividad diaria del ácido en el esófago y el estómago del niño. Si su hijo tiene un reflujo ácido leve es probable que los síntomas mayores, que se determinan por medio de una endoscopia de las vías digestivas altas, como el esófago de Barrett y la esofagitis por reflujo, no estén presentes. En esos casos, la pH-metría esofágica puede ser más eficaz para determinar si el niño sufre de reflujo anormal.



Información obtenida de la Universidad de Michigan, Sección de Cirugía Pediátrica. (
http://pediatric.um-surgery.org/new_070198/new/Library/24%20HOUR%20pH%20PROBE%20TEST.htm),
Hospital de niños de Boston (http://www.childrenshospital.org/clinicalservices/Site2002/mainpageS2002P24sublevel29.html),
y de Barretsinfo.com (http://www.barrettsinfo.com/content/info_2b3_ph_monitoring.htm).



Endoscopia de vías digestivas altas

¿Qué es una endoscopia de las vías digestivas altas?

Una endoscopia de las vías digestivas altas, que también se conoce con el nombre de esofagogastroduodenoscopia, es un procedimiento en el cual el médico introduce un endoscopio (un tubo largo y flexible provisto de una cámara y una fuente luminosa) por la boca (a veces por la nariz, pero no es frecuente) hacia el esófago, el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado). Es uno de los procedimientos de endoscopia que se hacen con mayor frecuencia.

¿Qué ocurre durante una endoscopia de las vías digestivas altas?

Todo el procedimiento no debería durar más de 10 a 30 minutos, dependiendo de si el médico quiere administrar un tratamiento o tomar muestras para biopsias. El paciente siente presión en la garganta y una sensación de “llenura” en el estómago. El médico podrá introducir instrumentos a través del endoscopio para tratar algún sangrado anormal o extraer muestras de tejido para examinarlas. Según el tipo de sedante que se administre, el médico tendrá que vigilar el ritmo cardíaco, el nivel de oxigeno y la presión sanguínea del niño durante el procedimiento.

¿Le darán un sedante a mi hijo?

Antes del examen se administrará un sedante para reducir las náuseas y la irritación (el médico quizá utilizará un anestésico local para rociar la garganta, aplicará anestesia por vía intravenosa o usará otro tipo de sedante); pero, el paciente estará despierto durante todo el examen. Es probable que después del examen, y mientras pasa el efecto del sedante, el niño tenga que quedarse entre 1 y 2 horas, en el hospital.

¿Cuáles son las preguntas que debo hacer antes del examen?

Deberá preguntar si el médico va a tomar muestras de tejido de las vías digestivas del niño para hacer biopsias y, si va a hacerlo, saber los riesgos que acarrea este procedimiento.

¿Para qué sirve una endoscopia de las vías digestivas altas?

Gracias al endoscopio, el médico puede ver directamente el recubrimiento del esófago, el estómago y el duodeno. Además, con el endoscopio se puede inyectar aire en el estómago para que los pliegues de tejido se expandan y permitan observar mejor el recubrimiento del estómago. Esta mirada detallada puede determinar las razones de las dificultades para tragar, las nauseas, el reflujo, los vómitos, el sangrado y los dolores en el abdomen y el pecho. El enrojecimiento del recubrimiento del esófago puede ser un indicador de esófago de Barrett (aunque a menudo en la base del esófago puede haber tejido gástrico y en ese caso el médico opta por tomar muestras de tejido). La observación detallada también permitirá al médico detectar pequeñas anormalidades que no se detectaron en los esófagogramas con bario y los rayos X. La esofagitis por reflujo (la inflamación del esófago causada por el ácido), estenosis péptica esofágica (estrechamiento del esófago debido al reflujo), y el esófago de Barrett (alteración de las células del esófago inferior) conducen a un diagnóstico de ERGE y pueden detectarse con mucha facilidad con una endoscopia de las vías digestivas altas.

¿Cómo debo prepararme para una endoscopia de las vías digestivas altas?

Es necesario que el estómago esté vacío durante el examen; por eso, el paciente no podrá comer ni beber seis horas antes del examen. Si su hijo ya tiene edad para manejar, no deberá conducir de regreso a casa debido a los medicamentos que se le dieron durante el examen. Trate de evitar las aspirinas por varios días antes de la prueba. Lleve jugo o fórmula para darle al niño después de la extracción del endoscopio. Para tranquilizar al niño, trate de explicarle con palabras sencillas lo que ocurrirá durante el examen.

¿Cuáles son las diferencias entre ésta y las otras pruebas que se usan para establecer la presencia de RGE y de ERGE?

Con una endoscopia de las vías digestivas altas se obtiene una visión detallada y directa de las principales áreas afectadas por el RGE y la ERGE; además, es posible detectar la inflamación, los tumores y úlceras con más precisión que con las pruebas que utilizan rayos X. Durante el examen también es posible administrar tratamientos y tomar muestras para hacer biopsias.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de una endoscopia de las vías digestivas altas?

Las complicaciones posibles son sangrados o perforación del recubrimiento del estómago (la probabilidad es de 1 en 1000 casos). Existe también alguna probabilidad que el paciente termine con una pulmonía si entra líquido en los pulmones. Sin embargo, las quejas más frecuentes después de este examen son una irritación leve en la garganta o dolor en el cuello.

¿Cuándo me darán los resultados?

Por lo general, los resultados de una endoscopia de las vías digestivas altas se entregan el mismo día, antes de que el paciente salga del hospital. Sin embargo, los resultados de la biopsia pueden tardar entre tres y cuatro días y sólo en ese momento, el médico podrá darle un diagnóstico preliminar.


Información obtenida del Centro Nacional de Distribución de Información sobre la Vías Digestivas, del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón, de los Institutos Nacionales de Salud (
http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/upperendoscopy/index.htm), Barrettsinfo.com (http://www.barrettsinfo.com/content/3a_what_is_egd_with_biopsy.htm), y la Sociedad Americana de Endoscopia Gastrointestinal (http://www.askasge.org/pages/procedures/upper/understanding.cfm).

Por favor, visite el sitio en internet:
Barrettsinfo.com para ver imágenes del procedimiento y lo que podrá observar en la pantalla durante una endoscopia de las vías digestivas altas.


Contraste con bario o examen de las vías gastrointestinales altas

¿Qué es un contraste con bario?

El contraste con bario se refiere al estudio de la faringe y el esófago realizado con rayos X después de que el paciente ha ingerido una solución de bario que cubre el revestimiento interno de las vías digestivas altas que, en condiciones normales, no se ve con las radiografías. Cuando este procedimiento incluye el estómago y el duodeno (la parte superior del intestino), además del esófago, suele llamarse examen radiográfico de las vías gastrointestinales (GI) altas.

¿Qué ocurre durante un examen con contraste de bario o de las vías gastrointestinales (GI) altas?

Con el fin de aclarar la imagen antes de ingerir la solución, es probable que se le pida al paciente que trague cristales de bicarbonato de sodio u otras pastillas “efervescentes” que producen gases (trate de no eructar aun cuando sienta necesidad de hacerlo). Durante el procedimiento se le pedirá al paciente que se ponga de pie, luego que se acueste y probablemente que se ponga de lado para recubrir todas las vías digestivas y poder visualizar mejor su interior desde ángulos distintos. Primero, el radiólogo observará el movimiento del bario con el fluoroscopio (no se preocupe, ninguno de estos equipos deberá entrar en contacto directo con el paciente), después se tomaran las radiografías con el aparato de rayos X. El paciente deberá usar una bata sin ningún accesorio de metal (éstos aparecerían en la radiografía); si su hijo no puede acostarse quieto tendrá que usar un cinturón de seguridad. Si se cuentan los preparativos que se hacen antes del examen, éste podrá durar hasta dos horas, especialmente porque el radiólogo tiene que esperar a que el bario pase a través de parte del sistema digestivo. Usted podrá acompañar a su niño e irse al terminar el examen, aunque a veces puede ocurrir que el radiólogo le sugiera que espere afuera.


¿Se le administrará un sedante a mi hijo?

No. Este procedimiento no es invasivo y no duele.

¿Qué se detecta con el contraste con bario o examen de las vías gastrointestinales altas?

El médico prescribe el contraste con bario o examen de las vías gastrointestinales altas cuando el paciente experimenta dolor en el pecho o el estómago, tiene molestias para tragar o vómitos. La observación de las vías
digestivas con esta prueba permite al médico detectar anormalidades como úlceras, tumores e inflamación en el esófago, estómago y duodeno.

¿Qué tengo que preguntarle al médico en caso de un contraste con bario o examen de las vías gastrointestinales altas?

Infórmele a su médico sobre la cantidad de rayos X que su hijo haya recibido durante el último año y de cualquier alergia que el niño pueda tener (debido a que muchas soluciones de bario tienen sabores añadidos). Su médico deberá estar enterado de cualquier obstrucción gastrointestinal.

¿Cómo me preparo para una prueba de contraste con bario o examen de las vías gastrointestinales altas?

Para garantizar la precisión de los rayos X, el estómago debe estar vacío. Por lo tanto, es probable que el médico le pida al paciente que no ingiera alimentos ni bebidas, excepto agua, desde la medianoche del día anterior a la prueba. No se permiten antiácidos, ni chicle. Lleve jugo o fórmula para darle a su hijo después del examen. Para tranquilizar al niño trate de explicarle con palabras sencillas lo que ocurrirá durante el examen.

¿Cuáles son las diferencias entre este procedimiento y las otras pruebas que se usan para diagnosticar el RGE o la ERGE?

A diferencia de la Ph-metría esofágica y la endoscopia, esta prueba no es invasiva. El médico podrá ver las vías digestivas, lo cual es muy importante cuando se trata de un paciente que quizás tenga reflujo; sin embargo, las imágenes pueden ser borrosas y no tan directas como las que se obtienen con otros métodos.

¿Cuáles son las complicaciones posibles asociadas a un contraste con bario o examen de las vías gastrointestinales altas?

Su hijo podría ser alérgico a los sabores añadidos de la solución de bario; por eso, sírvase informarle a su médico de las reacciones de su hijo a los sabores cítricos u otros sabores comúnmente usados. Hay posibilidades de que parte del bario permanezca en el sistema y en caso de que hubiese alguna obstrucción gastrointestinal, el procedimiento tal vez no sería seguro. Esta prueba incluye pequeñas cantidades de radiación; si su hijo ha recibido rayos X recientemente, por favor, dígaselo a su médico. Después del procedimiento, el paciente debe tomar mucha agua para que el bario salga del sistema y no se preocupe si las heces del paciente son grises o blancas, hasta dos o tres días después del examen.


¿Cuándo estarán listos los resultados de la prueba?

Depende del lugar donde se haga la prueba, pero en general sólo hace falta media hora o una hora para revelar la película de rayos X. Sin embargo, la evaluación de las imágenes y el establecimiento de un diagnóstico llevarán más tiempo. El tiempo de espera normal para recibir los resultados del examen varía de dos días a una semana.

Información obtenida de Harvard Family Health Guide (
http://www.health.harvard.edu/fhg/diagnostics/upperGI/upperGI.shtml), radiologyinfo.com (http://www.radiologyinfo.org/en/info.cfm?pg=uppergi&bhcp=1), y la Sociedad Americana de Tecnologías Radiológicas (http://www.asrt.org/content/ThePublic/AboutRadiologicProcedures/Upper_GI_Series.aspx).


Videofluoroscopia con contraste de bario

¿Qué es una videofluoroscopia con contraste de bario?

La videofluoroscopia con contraste de bario, también llamada estudio modificado con contraste de bario o estudio de la motilidad orofaríngea, es un examen en el cual el paciente traga varios alimentos sólidos y líquidos mezclados con el bario mientras el radiólogo toma radiografías de la boca y la garganta con un fluoroscopio. Las imágenes se graban y pueden estudiarse para evaluar cómo pasa el alimento desde la boca hacia la garganta y para examinar el mecanismo de deglución del paciente.

¿Qué ocurre durante una videofluoroscopia con contraste de bario (VFSS)?

En algunos casos el médico le pedirá que traiga los alimentos y los líquidos que su hijo consume normalmente. Los alimentos sólidos y los líquidos se mezclarán con el bario que, si bien no es perjudicial tiene un sabor a cal. El niño debe usar un protector de plomo y si usted es la persona que va a darle los alimentos (sugiera que sea así para que la situación sea lo más normal posible), también deberá usar un delantal de plomo para protegerse de la radiación. Lo más probable es que un terapista de lenguaje sea quien indique los tipos, texturas y la cantidad de los alimentos que el niño debe tomar para la prueba. El radiólogo filmará la secuencia de rayos X de la boca y la garganta de su hijo mientras come y traga. Todo el procedimiento debe durar entre 10 y 15 minutos.

¿Es necesario darle un sedante al paciente?

No. Este procedimiento no es doloroso a pesar de la textura y el sabor del bario.

¿Para que sirve una VFSS?

Una VFSS se hace cuando el paciente tiene problemas para deglutir, se atraganta/tose frecuentemente, tarda mucho tiempo (más de 30 minutos) en terminar el contenido de su biberón, no puede comer la cantidad recomendada para su edad, no aumenta de peso o se le olvida respirar mientras come. La secuencia de rayos X le permite al médico evaluar la eficiencia del mecanismo de deglución del paciente. El terapista de lenguaje o el médico determinarán cuáles son las texturas de alimentos recomendadas y
cuál es la cantidad que el niño debe comer. Si se detecta la presencia de bario en la tráquea, la VFSS servirá para determinar si existe aspiración (cuando un cuerpo extraño, como los alimentos, entra en los pulmones).

¿Qué tengo que preguntarle al médico en caso de una VFSS?

Infórmele a su médico sobre la cantidad de rayos X que su hijo haya recibido durante el último año y de cualquier alergia que el niño pueda tener (debido a que muchas soluciones de bario tienen sabores añadidos). Si su hijo ha tenido alguna reacción adversa al bario dígaselo a su médico. También es conveniente hablar sobre la dieta y los patrones de alimentación del niño.

¿Cómo tengo que prepararme para una VFSS?

Algunos hospitales le pedirán que traiga sus propios alimentos sólidos y líquidos (los alimentos que su hijo suele comer). Debe tratar de llevar el recipiente que su hijo usa habitualmente para beber. Asegúrese de que su hijo no lleve hebillas ni broches metálicos cerca del cuello pues aparecerán en las radiografías.


¿Cuáles son las diferencias entre ésta y las demás pruebas que se usan para establecer la presencia del RGE y de la ERGE?

Esta prueba está dirigida a determinar la capacidad de su hijo para tragar los diversos tipos de alimentos. No se usa para diagnosticar el RGE ni la ERGE, sino que proporciona información útil sobre los tipos de alimentos que su hijo puede comer y si el mecanismo de deglución del niño está funcionando correctamente. Este examen no es invasivo.

¿Cuales son las posibles complicaciones asociadas con la VFSS?

La prueba incluye pequeñas cantidades de radiación; por eso, si su hijo ha recibido rayos X recientemente, por favor, dígaselo a su médico. Después del procedimiento, el paciente deberá tomar mucha agua para limpiar el bario del sistema digestivo y no se preocupe si las heces del paciente son grises o blancas, hasta dos o tres días después del examen.


¿Cuándo estarán listos los resultados de la prueba?

Al finalizar el examen, el terapista o el médico pueden determinar los tipos de alimentos que su hijo debe o no debe comer, pero el estudio del video para evaluar las imágenes puede tomar entre dos días y una semana.


Esta información proviene del Hospital de Niños Vanderbilt
(http://www.vanderbiltchildrens.com/interior.php?mid=1460), de la clínica Mayo (http://www.mayoclinic.org/swallowing-problems/vfss.html), y de feeding.com (http://www.feeding.com/images/FAQ%20MBS.pdf).


Cintigrafía gastroesofágica

¿Qué es una cintigrafía gastroesofágica?

Un estudio cintigráfico, también se conoce con el nombre de cintigrafía gastroesofágica, es un procedimiento en el cual el niño ingiere leche, fórmula o leche materna que se ha mezclado con un radiofármaco (un material levemente radioactivo). Una cámara gamma graba el paso de la mezcla por el esófago (graba los episodios de reflujo), por el estómago (la velocidad del vaciado gástrico) y los pulmones (para determinar si existe aspiración – el ingreso de sustancias extrañas en los pulmones).

¿Qué ocurre durante una cintigrafía gastroesofágica?

Puede ser que le pidan que lleve ocho onzas de leche, fórmula o leche materna (la que su hijo prefiera). El médico añadirá la sustancia radioactiva. El sabor de la leche no se modifica. Se le pedirá al niño que ingiera entre 2 y 8 onzas de la mezcla en un lapso de 10 minutos. La cintigrafía empezará con la deglución de la mezcla – generalmente el médico instala una cámara debajo de la mesa donde el niño esta sentado. Lo más probable es que se le pida al niño que se acueste para que la cámara pueda grabar las imágenes del tracto gastrointestinal. La cámara tomará fotos cada 5-30 segundos durante 1-2 horas para seguirle la pista a la sustancia durante el proceso de la digestión. Si su hijo presenta problemas para tragar el líquido, la mezcla puede ser administrada a través del tubo nasogástrico que va desde la nariz hacia el estómago. Usualmente, se le permitirá acompañar a su hijo durante toda la prueba y podrá tener consigo algunos objetos para distraerlo.

¿Es necesario darle un sedante al niño?

No. El procedimiento no es agresivo ni doloroso.

¿Para que sirve una cintigrafía gastroesofágica?

Una cintigrafía gastroesofágica puede medir la cantidad de reflujo en el esófago, detectar la aspiración pulmonar y medir el vaciado gástrico. Las cintigrafías gastroesofágicas son pruebas que permiten diagnosticar el reflujo gastroesofágico.

¿Qué tengo que preguntarle al médico en caso de una cintigrafía gastroesofágica?
Su médico deberá estar enterado de cualquier reacción alérgica a la leche y a los productos lácteos. Informe al médico lo que usted piensa de la posibilidad de que su niño se quede acostado tranquilo durante una hora o dos y pregúntele si puede usar sus juegos de video, películas en DVD o un CD para oír música durante el examen.

¿Cómo debo prepararme para una cintigrafía gastroesofágica?

El médico generalmente ordena que el paciente no coma o beba nada cuatro horas antes del examen. Algunos médicos le pedirán que traiga ocho onzas de leche, fórmula o leche materna. Lleve juegos de video, películas en DVD o un CD para oír música durante el examen. Vista a su niño con ropa cómoda.

¿Cuáles son las diferencias entre esta prueba y las otras que se usan para diagnosticar el REG y la ERGE?

Para la detección del reflujo esta prueba es más precisa que la pH-metría esofágica. También puede ser una representación más precisa de la función de las vías gastrointestinales, debido a que el procedimiento se parece más a un proceso de alimentación normal. Las imágenes son más versátiles que una grabación de pH-metría esofágica. Sin embargo, y a diferencia de la endoscopia o el estudio de contraste con bario, la cintigrafía gastroesofágica no puede determinar anormalidades estructurales.

¿Cuáles son las posibles complicaciones relacionadas con el estudio cintigráfico?

La sustancia radioactiva no es perjudicial, pero es conveniente que antes de la prueba hable de los posibles riesgos con el médico.

¿Cuándo estarán listos los resultados de la prueba?

El médico necesitará alrededor de una semana para estudiar las imágenes y ofrecer un diagnóstico.

Esta información fue suministrada por el Hospital de Niños de Filadelfia.
Verifíquelo primero con su médico!