LISTA COMPLETA DE SÍNTOMAS DEL REFLUJO GASTROESOFÁGICO



El reflujo Gastroesofágico es muy común y fácilmente puede pasar desapercibido!



Puede ser leve o puede llegar a poner en peligro la vida del pequeño. Entre los signos y síntomas se encuentran uno o más de los siguientes:

Dolor:
Irritabilidad, llanto constante o repentino, “cólico”, arqueo de la espalda, dolor abdominal, dolor en el pecho, acidez, sensación de quemadura en el esófago.
Raro: dolor que llega hasta el hombro/ clavícula.

Vómitos:
Regurgitación de la leche o vómitos, buches húmedos o ácidos frecuentes, hipo húmedo, reflujo silencioso: los alimentos vuelven a subir a la boca más de una hora después de la comida, regurgitación después de los seis meses de edad.
Raro: vómitos en escopeta, vómitos fuertes que salen por la nariz y la boca.

Alimentación:
Sumamente difícil, parece no gustarle los alimentos o su textura, intolerancia o rechazo de los alimentos, come apenas unos cuantos bocados a pesar de tener hambre, come solamente cuando está dormido o quedándose dormido, ahogamiento, poco aumento de peso, pérdida de peso.
Raro: aumento de peso excesivo porque se alimenta constantemente y por consumir alimentos que reconfortan.

Respiratorios:
Rinitis constante, nariz tapada, infecciones frecuentes de la vías respiratorias altas, otitis frecuente, sinusitis, bronquitis, obstrucción laríngea, asma con sibilancia, tos nocturna, necesidad de aclararse la garganta, respiración ruidosa o con dificultad, estridor, voz ronca o profunda.
Raro: pulmonía, aspiración, apnea.

Dentales:
Desgaste del esmalte de los dientes, cavidades grandes y superficiales “cráteres lunares,” mal aliento, salivación abundante / babeo.

Desarrollo:
Retraso en las etapas del desarrollo motor debido a las posiciones restringidas en las que se le coloca, llanto excesivo.

Del sueño:
Duerme mal, se despierta con frecuencia, se resiste a acostarse, llora cuando se le coloca sobre la espalda o sobre una superficie plana, sólo duerme cuando está en posición vertical apoyado en el hombro, en el asiento del automóvil o en una cuña.

Comportamiento:
Inquieto, no suelta a los padres, agresión causada por el dolor, no tolera presión en el estómago.

Raro:
Nódulos en las cuerdas vocales, laringo-espasmo, esófago de Barrett, úlceras, esofagitis, mareos, síndrome de Sandifer.


El reflujo gastroesofágico puede agravarse por:

Intolerancia a la leche o a la proteína de soya
Estreñimiento
Alergias a los alimentos
Intolerancia a los alimentos
Apnea del sueño
Hernia hiatal
Gastroparesis, trastorno llamado también vaciado lento del contenido estomacal o motilidad baja
Asma
Nacimiento prematuro

Parece reflujo pero no lo es:
Es importante que al diagnosticar e indicar un tratamiento usted y su médico consideren si se trata de otras enfermedades que tienen síntomas similares al reflujo:

Estenosis hipertrófica de píloro
Enfermedad celíaca
Síndrome de los vómitos cíclicos

El reflujo que no se trata puede tener graves consecuencias de largo plazo. Si usted cree que su hijo puede tener RGE, hable con su médico o gastroenterólogo. Si usted sabe que su hijo padece de RGE, comuníquese con la Asociación del Reflujo Gastroesofágico en Niños y Adolescentes (PAGER por sus siglas en inglés). Nosotros podemos darle el apoyo que necesita. La Asociación PAGER es una organización sin fines de lucro dirigida por padres de familia, que ofrece información y ayuda a las familias de niños con RGE.

Puede escribirnos a:
Pediatric Adolescent Gastroesophageal Reflux Association
PO Box 7728
Silver Spring, Maryland 20907-7728 USA
www.reflux.org
gergroup@aol.com
Tel. 301-601-9541

Imprima y distribuya los folletos que encuentra a continuación:

Sintomas p1 20090827.pdf Sintomas p2 20090827.pdf


Verifíquelo primero con su médico!