Hay riesgos para mi bebé al tomar medicamentos?

(Este artículo apareció por primera en el boletín de PAGER, Reflux Digest, en junio de 2005. Este documento fue revisado por el equipo médico de www.HealthCentral.com)


Ésta es una de las preguntas que nos hacen con mayor frecuencia. Por suerte, parece ser que la mayoría de los medicamentos utilizados para tratar el RGE son relativamente seguros y tienen pocos efectos secundarios. Las medicinas para la motilidad son la excepción y es reconocido que tienen efectos secundarios, algunos de ellos potencialmente graves. El personal de Pager escribió un artículo que fue publicado por la revista médica Practical Gastroenterology en mayo de 2004, acerca del medicamento Reglan (metoclopramida) y la discinesia tardía. Le invitamos a leerlo aunque por el momento solo está disponible en inglés.

En Enero 2009, la Oficina Regulatoria de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos emitió un advertencia sobra las gravedad de los efectos secundarios que la medicine Reglan (metoclopramide) puede causar. Estos purden incluir movimientos bruscos de la cara y el cuerpo. Algunas veces pueden parecerse a un ataque epiléptico.

La otra pregunta que es tan importante como la anterior pudiera ser “¿Cuáles son los efectos a largo plazo si no se le dan medicamentos a un niño que tenga mucho reflujo?"

Cuando el reflujo no se trata o el tratamiento es inadecuado puede ser muy peligroso. El dolor que causa la falta de tratamiento puede hacer que los bebés se aíslen de su entorno y desarrollen actitudes muy malsanas hacia la alimentación. Algunos niños hasta llegan a tener miedo de la comida. El reflujo también puede causar asma. Los pacientes con asma y sus familias a veces no se dan cuenta de que el asma puede ser mortal. Es posible que los niños con reflujo que presentan síntomas respiratorios necesiten tratamientos más fuertes para evitar el daño a los pulmones o la apnea.

A la hora de tomar decisiones sobre los riesgos que pueden conllevar los medicamentos para el reflujo hay que tener presente que la falta de tratamiento puede ser la decisión más peligrosa.

Aún se sigue recopilando información sobre el efecto que tiene en los niños el uso prolongado de ciertos medicamentos. Los estudios preliminares de cualquier medicamento los hacen las compañías farmacéuticas para obtener la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Los estudios de la mayoría de los medicamentos para el reflujo los han hecho las empresas fabricantes y sólo han determinado cuáles son sus efectos en adultos y a corto plazo. Una vez que el medicamento está en el mercado, la FDA hace el seguimiento de las quejas y los informes sobre problemas, aunque hay mucha controversia acerca de la eficacia de la labor de la FDA.

La mayoría de los medicamentos que están actualmente en el mercado se han administrado a pacientes adultos desde hace 15 años o más y hasta ahora han dado buenos resultados.

En PAGER, estamos casi más preocupados de que los científicos descubran en el futuro que la supresión crónica del ácido puede ocasionar problemas de salud. Pero, hoy en día no contamos realmente con ninguna otra opción y no es justo dejar que un niño sufra un dolor insoportable mientras esperamos que aparezca un tratamiento mejor. La medicina es una ciencia que evoluciona constantemente. Lo que sabemos hoy puede ser risible dentro de una década. Pero, sin los medicamentos la vida de su hijo puede ser intolerable y usted tiene que tomar la mejor decisión posible basada en el conocimiento actual.

Un aspecto positivo es que recientemente algunos medicamentos para el reflujo ácido se han probado en niños. Otra buena noticia para todos es que muchas otras compañías farmacéuticas están trabajando a fin de obtener la aprobación de la FDA para los medicamentos pediátricos.

Si usted ha sido testigo de una reacción indeseable causada por un medicamento, por favor informe al programa MedWatch de la FDA. No hace falta tener una prueba, sencillamente diga lo que presenció. Puede informar acerca de un problema aunque hayan pasado algunos años desde que ocurrió. Puede consultar la página de la FDA en el vínculo que aparece a continuación: http://www.fda.gov/cder/pediatric/labelchange.htm




Tardive PGMay04Article.pdf

Verifíquelo primero con su médico!